Social Icons

twitterfacebookgoogle plusrss feedemail

¿Por qué bostezamos?

El hombre viajó ida y vuelta a la luna. Desarrolló vacunas contra un millón de enfermedades. Construyó rascacielos. Creó la web. Pero no, la pregunta que titula esta nota todavía no tiene una respuesta única.
La mera intuición lleva a pensar que el bostezo ha de tener alguna utilidad. Si la evolución lo ha conservado durante miles de años, por algo será. Los científicos llevan décadas indagando en la cuestión, y estas son las 3 teorías que se pelean la razón (elegí la que más te guste y contásela a tus amigos con tono intelectual):

1. Sirven para oxigenarnos. Ya lo decía Hipócrates, quien pensaba que bostezar servía para ayudar a eliminar el aire nocivo que acumulamos. No le faltaba razón: cuando disminuyen los niveles de oxígeno (lo cual tiende además a provocar somnolencia), el bostezo serviría para inyectar una dosis rápida de este, que permitiría contrarrestar el efecto. Sin embargo, como afirma Matthew Campbell, profesor de psicología en la Universidad de California, “no se han hecho experimentos adecuados que midan directamente el cambio en el oxígeno provocado por los bostezos”.

2. Nos ayudan a activarnos. La mayor parte de los bostezos ocurren antes y después del sueño, o cuando nos sentimos adormilados. Al bostezar, mejoraría nuestro nivel de alerta (el cerebro le intenta decir al cuerpo: "no duermas, mantén la vigilancia"). Sin embargo, aunque hay algunos indicios que apuntan a ello, cuando se intentó comprobar directamente, no se vieron diferencias en la “alerta” de antes y después de bostezar, al menos con las herramientas empleadas. Como en el caso anterior, es una probabilidad sin descartar, con pruebas a favor, pero aún por demostrar.

3. Bajan la temperatura cerebral. Esta es una de las teorías que más fuerza ha ganado últimamente, como demuestra este estudio de la Universidad de Princeton. Se basa, fundamentalmente, en que bostezar permitiría disminuir la temperatura, “refrigerar el cerebro". ¿La lógica? Que la temperatura antes de dormir es justamente la más alta del día y que al bostezar conseguiríamos que el cerebro funcione mejor, como afirma Gallup en Bostezo y termoregulación. Lo interesante es que se ha demostrado que los bostezos desaparecen con un paño de agua gélida en la frente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario y sumate a nuestra comunidad. Buscanos en Faceboock, Seguinos en Twitter y en TuneIn Radio #AraíRadio. Muchas Gracias

 

@GooglePlay

@Twitter

@TuneIn

 
Blogger Templates