Social Icons

twitterfacebookgoogle plusrss feedemail

Todo lo que hay que saber de Avengers: Era de Ultrón

Se estrena una nueva aventura del supercombo de Marvel y te contamos qué podés esperar; tranqui: no hay spoilers.


El cómic es solo una inspiración. El film apenas toma al villano y otros elementos básicos de la saga gráfica de diez tomos que le da título, y se aleja del libro para crear una historia que prepara el conflicto y el "humor social" para lo que se desencadenará en Captain America: Civil War, cuyo estreno está pautado para abril de 2016. Así que, por si todavía hay algún despistado o esperanzando, aclaramos que no van a ver a muchos de los protagonistas de la novela gráfica original.

Nace el amor. Lo que en la primera película era solo una insinuación, un feeling, en esta se confirma y concreta. Surge el romance más letal entre los Avengers, pero no será todo color rosa.
Thor suda la gota gorda. Seguramente, si estás leyendo esto ya viste el clip con la escena en que unos relajados Vengadores after-party juegan a ver quién puede levantar el martillo del Dios del Trueno. El Capitán América consigue moverlo un milímetro, y al rey de Asgard se le borra la sonrisa. Pero en el film habrá alguien digno de empuñar a Mjolnir.
A Hulk se le suelta la cadena. ¿Matthysse vs. Provodnikov? Naahh. La mejor pelea que vas a ver este año es el descomunal combate entre una bestia verde enloquecida por la manipulación mental y un Iron-Man anabolizado por su nueva armadura "hulkbuster". Piña va, piña viene, los espectadores se entretienen.
Hawkeye es un capo. Relegado a un papel secundario en el primer film, el vengador encarnado por Jeremy Renner se luce en esta oportunidad como el tipo más equilibrado del equipo. Conoceremos mucho más de su personalidad y su intimidad. Animate, Marvel, que tenés un personaje tapado para un potencial film más serio y dramático que tus coloridos superhéroes. ¿Qué esperás?
Ultrón es "Red" Reddington. La malévola inteligencia artificial que amenazará al mundo en esta aventura tiene la voz de James Spader, estrella de la exitosa serie The Blacklist. El actor parece nacido para encarnar villanos tan perversos como encantadores, ya sea en la forma de un criminal al servicio del FBI o de un robot psicópata. Pero, lamentablemente, el tono cínico de sus personajes se confunde y, por momentos, queda la sensación de estar ante la versión Terminator de Raymond Reddington. Esperábamos más.
Los nuevos tienen aguante. Los Vengadores estarán más expuestos y vulnerables que nunca ante los poderes de los mellizos Aaron "Quicksilver" Taylor-Johnson y Elizabeth "Scarlet Witch" Olsen. El muchacho hace quedar a Flash como el Correcaminos, y la niña va a jugar con las cabezas de nuestros héroes como títeres. Pero la gran incógnita es Vision (muy bien en la piel de Paul Bettany), flamante aliado de inigualable fuerza y noble ¿espíritu? que merecía un papel mayor. ¿Lo tendrá en Avengers: Infinity War? Tendremos que esperar hasta 2018.
Te vas a reír (y mucho). Conociendo la experiencia del director Joss Whedon como autor de cómics (escribió, por ejemplo, Astonishing X-Men) y de TV (¿acaso debemos mencionarBuffy, la cazavampiros?), no debe sorprendernos su habilidad para transportar el humor de esos lenguajes a la pantalla grande. Ya lo habíamos comprobado y disfrutado en la primera película, pero en esta afina el lápiz con una agudeza y efectividad soberbia para insertar gags y remates que hasta le sacarían una carcajada a J.A.R.V.I.S. ¿Para cuándo Avengers: the sitcom?
No te van a alcanzar los ojos. El despliegue visual es desorbitante y hace quedar a la primera entrega como un film de bajo presupuesto. "La primera regla de hacer una secuela es tomar los mejores momentos y hacer otra cosa, ir a otro lugar", dijo Whedon y llevó su film a las nubes, porque si creías haber visto destrucción en la anterior, ahora nos va a tirar literalmente una ciudad en la cabeza. Entusiasma y entretiene, pero la sobrecarga de personajes y el abuso de la pirotecnia digital resultan abrumadores y confusos. Uno se queda con el deseo de que la saga profundice en lugar de solo expandirse, pero bueno: de eso se trata una "franquicia", ¿no?
No hay escena poscréditos. Era una sana costumbre de Marvel regalarnos un extra tras el final de los títulos (el chiste de Spider-Man, que apareció online hace unos días, es un muy logrado fake), pero esta vez solo habrá plus en los mid-credits. Consejo: por el amor de Stan Lee, si todavía no lo hiciste, corré a ver Guardianes de la Galaxia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario y sumate a nuestra comunidad. Buscanos en Faceboock, Seguinos en Twitter y en TuneIn Radio #AraíRadio. Muchas Gracias

 

@GooglePlay

@Twitter

@TuneIn

 
Blogger Templates